Cientificos buscan crear sonido que mate

Parte de la letra de "Experimento IV" de la cantante Kate Bush. La premisa de la canción es que le piden a una banda que cree un sonido que pueda matar.
¿Será posible?, le preguntó a la BBC el radioescucha Paul Goodfield, de Gales.
Los científicos Hannah Fry y Adam Rutherford fueron a investigar y el primer experto que consultaron fue al ingeniero acústico de la Universidad de Salford Trevor Cox.
"Tenemos la sensación de que el sonido es increíblemente poderoso porque las respuestas que nos provoca son tan fuertes: nos puede conmover hasta el llanto o hacer que te bajen escalofríos por la espalda, pero estos son efectos psicológicos", explica.
"En realidad el sonido son pequeñas vibraciones de moléculas de aire, de manera que es muy débil, así que es realmente difícil causar daño físico", aclara Cox.
Pero... ¿qué tal si el volumen es muy, muy alto?
"Puedes llegar al umbral del dolorque es de unos 140 decibeles, un poco más -160- te rompería el tímpano, y si lo subes aún más puedes incluso hacer que colapse tu pulmón, pero nada de eso te ha matado todavía".
Bueno, pero lo de los pulmones ya es grave... ¿entonces sí se puede usar como un arma?
"Recuerda el tamaño de los equipos que tienen que utilizar en los grandes conciertos a los que has ido; ahora piensa que un ejército tendría que llevar todo ese equipo y mucho más: ¡un arma acústica no es un aparato muy práctico!", concluye nuestro primer experto.
Y tiene razón: no sólo sería muy fácil de detectar sino que a los primeros que mataría sería a los que están más cerca... los dueños del arma. Quizás no es tan buena idea.
En fin. ¿Caso resuelto?
Mmmm... no. Porque sólo hemos hablado del sonido que podemos oír. ¿Qué tal si lo hacemos con frecuencias que están por fuera de nuestro espectro auditivo, el infrasonido?

Accidental

Durante la Guerra Fría, había una carrera para inventar nuevas armas mortales.
El científico francés, Vladimir Gavreau estaba ocupado desarrollando robots para los campos de batalla cuando su equipo se empezó a enfermar. Les daba nausea que duraba por días.
Accidentalmente habían descubierto el infrasonido -ondas de unos 19 hercios, debajo del rango auditivo humano- y esa era la causa de la enfermedad.
Diseñaron entonces unos enormes tubos de órganos, de alrededor del doble del tamaño de un bus de dos pisos, para producir un ruido que, según calculaban, estaría en "el rango de la muerte".
Tras ponerlo a prueba, reportaron que todo el edificio tembló y que sus corazones, pulmones y estómagos sufrieron dolorosos espasmos que los hicieron llorar.
Sin embargo, nunca nadie pudo replicar el experimento de Gavreau. Gracias a ello, no hay robots armados con infrasonido letal.

Otro misterioso fenómeno


Una noche de esa misteriosas era conocida como la década de 1980, un experto informático, conjurador aficionado y maestro en esgrima llamado Vic Tandy tuvo una experiencia muy extraña.
Compartir esto en Google Plus

About Daury Reyes

This is a short description in the author block about the author. You edit it by entering text in the "Biographical Info" field in the user admin panel.

0 comentarios:

Publicar un comentario